pintando tu casa

Si estás pensando en pintar una pared o una habitación, debes tener en cuenta algunas acciones que harán más sencilla esta actividad.

- Elige el color o los tonos a utilizar tomando en cuenta varios detalles: si se trata de interiores, exteriores, si se trata de la recámara, cocina, comedor o baño, el tipo de muebles o la decoración y estilo de toda la casa, el tipo de cuadros, tapicería o alfombras para que no desentone.

- Destina un día completo para pintar, de lo contrario, otras actividades pueden absorberte y dejar inconclusa la tarea unas semanas y hasta meses.

- Una vez que ya tienes preparada la pintura y los instrumentos para hacerlo, cubre el piso o muebles para evitar gotas que después tengas que quitar. Asegúrate de fijar con cinta el periódico o tela para evitar que se mueva y haya gotas de pintura.

- Si la superficie lo permite, puedes lijar la pared para que la pintura se fije y la capa de pintura sea uniforme. Después del lijado, quita el polvo, e incluso, puedes lavar las paredes para eliminar restos de polvo y de grasa.

- Si hubiera agujeros, puedes utilizar sellador o base. Después, es recomendable usar “primer”, sobre todo si se trata de una pared que nunca ha sido pintada o si el color anterior era más oscuro del que utilizarás esta vez.

Ahora sí, disfruta pintar, darás una nueva vida a las paredes. Si tienes dudas, acércate a los expertos de Pinturas y Complementos ECA quienes te asesorarán acerca del producto más adecuado para cada parte del proceso.